EL LADO OSCURO DEL CORAZÓN


No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo
pero si 
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios 
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces 
no te quedes conmigo.


El lado oscuro del corazón una película que te lleva a vivir esa obsesión que muchos tenemos con el amor. El AMOR limpio, el que libera, el amor que te lleva a encontrar en el otro el poema, ese poema que te hace volar. Poesía de Benedetti, Gelman y Girondo. En cada escena la poesía y sus dilemas. Noble, grande, terrible, así se ve y se siente casi siempre el amor, no podemos apartar el lado oscuro del corazón. Gracias Subiela por habernos dejado estas películas que podremos ver una y otra vez. 



"Yo, por lo menos, soy incapaz de comprender la seducción de una mujer pedestre, y por más empeño que ponga en concebirlo, no me es posible ni tan siquiera imaginar que pueda hacerse el amor más que volando"

THE HOURS (LAS HORAS)





“Las horas", una película que volví a ver después de muchos años como sugerencia de una poeta amiga que me invitó a dejar una reseña en mi blog. Desde el primer minuto sientes que el ritmo es lento como la espera o el compás de la vida cuando está llena de interrogantes. Se siente como si fuera un solo día y en ese día trascurriera toda la vida. Horas, minutos, segundos… El tiempo. Ese que parece no acabarse cuando sufrimos, ese que no desaparece cuando la tristeza invade un día, pero también ese mismo que avanza y sin que lo notes se vuelve tu compañero de camino para ir sanando heridas y mitigar el dolor.

Son tres relatos de vidas que se van tejiendo en el tiempo, tres mujeres que tienen en común una enfermedad que muchos no le dan la importancia que merece, porque se utiliza la palabra depresión para agrupar los momentos tristes o melancólicos, olvidándonos que esta es más que una tristeza común.

Qué fuerte puede ser ver tres mujeres llenas de vida, con motivos para vivir y sin embargo con vidas desérticas porque ellas mismas se sienten vacías.

Virginia Woolf interpretada por Nicole Kidman es el hilo conductor a través de su historia narrada en la novela de su autoría “Mrs Dalloway”. Laura Brown (Julianne Moore) es una mujer depresiva que no sabe expresar sus sentimientos y que se refugia en la historia que va leyendo en el libro escrito por Virginia. Hay una tercera mujer, Clarisa (Meryl Streep), la persona que nos ayudará a comprender la trama y nos mostrará el final del libro de Virginia Woolf.

Solo tocaré por encima algunos aspectos de cada una de ellas para entregar lo que finalmente me deja la película. 

VIRGINA WOOLF (Nicole Kidman)- Una escritora que a través de sus libros, de su escritura, trata de ir encontrando las respuestas que la atormentan en su vida diaria. Se muestra frágil, insegura e inmadura, no es capaz de hacerse responsable de ella misma. Se deja arrastrar por la tristeza hasta que esta la consume. No soporta los grilletes que le imponen: ser ama de casa, estar atenta a los quehaceres diarios, ser esposa, no poder dar rienda suelta a su sexualidad. Todas estas presiones la llevan a buscar la libertad. 

LAURA BROWN (Julianne Moore)- Ama de casa embarazada de su segundo hijo, casada con un hombre de pocas aspiraciones, ni siquiera es capaz de darse cuenta que su mujer no lo ama, solo quiere mantener el hogar y una vida “digna”. Laura es incapaz de expresar sus sentimientos, su vida en un grito ahogado permanente, hasta su hijo pequeño lo nota y muchas veces trata de salvarla para que no ruede al abismo. Ella se identifica con el personaje de la novela de Virginia Woolf: Mrs Dalloway y fantasea todo el tiempo con la idea de liberarse por completo de esa vida que no la llena. 

MERYL STREEP (Clarisaa Vaughan)- La mujer contemporánea, nos invita a ver su relación lésbica sin prejuicios, aceptada por su núcleo social. Madre por elección sin importar quién es el padre, exitosa en su trabajo y sin embargo llena de tristeza por vivir encadena al pasado. Cuida de un viejo amor que está enfermo, un hombre que no le pudo corresponder como ella hubiese querido. 

En esta película los hombres podrían verse como víctimas, o no. Pero tenemos al esposo de Virginia que dedica su vida a cuidar de ella, la vigila en todo momento para evitar un desenlace fatal y no lo consigue. El esposo de Laura que se conforma con el remedo de hogar en el que vive, nunca se entera del llanto ahogado de su mujer ni del esfuerzo que supone para ella mantenerse ahí, hasta que llega el día que no lo soporta más y abandona todo, hasta los hijos. Richard, el poeta, el que debe morir de acuerdo a lo narrado por Virginia en el libro. Hijo de Laura, un niño que soportó el abandono y finalmente cuando es adulto y enferma decide irse antes y liberarse. Por último, el hombre que nunca aparece, el padre de la hija de Clarissa, no es importante que sepamos más de él. 

No quiero hablar del final, quiero hablar de algunos símbolos que me llegaron y me dejaron luces y sombras. El río, las flores, la escritura, la fiesta… metáforas que nos entregan mucha información. Sería eterna la entrada si comento lo que representa para mí cada una de estas imágenes, pero sí les diré que estas me llevan a confirmar que lo impuesto por otros nos mata, que las jaulas tienen muchas formas y la depresión es un mal que cada día cobra más vidas. Siempre decimos que morimos a diario y que hay muchas formas de morir.

“Alguien debe morir, y debe ser el poeta, el visionario…” Eso dice Virginia Woolf, para anunciar su propia muerte.

La vida la tenemos que enfrentar con valentía. Amar, porque solo el amor como una decisión de vida nos lleva a no centrarnos en nuestras miserias y ver al otro a los ojos. La mujer ha sido elegida para transmitir vida, esto es claro, entonces a pesar de que la película puede ser gris y desalentadora, elijo quedarme con la invitación de darle sentido a las horas.

Para mi amiga : Dina Luz Pardo O.


CUARTO RECITAL DE MUJERES POETAS DEL CARIBE

Momentos inolvidables de lectura dentro del CUARTO RECITAL DE MUJERES POETAS DEL CARIBE. No hay nada que pueda mostrar el amor y la comunión en un recinto cuando la palabra es la invitada de honor, por eso solo dejaré imágenes que puedan entregar un poco este sentir aunque sé que no lograré transmitir lo que vivimos ahí en esos dos días llenos de poesía. Las palabras toman verdadero sentido cuando son leídas o escuchadas, cuando se encuentra el poema en este caso con el público.
Gracias a La gran Logia de masones por habernos entregado su recinto para la primera lectura, a la Corporación Universitaria del Caribe “CECAR” por su auditorio para el segundo encuentro poético y al Escritor Antonio Mora Vélez por su invitación ya que es el director y fundador de estos encuentros.

Solo hay palabras de agradecimiento por permitir que mis poemas lleguen a otros y así pueda recibir de ellos un abrazo, una emoción, unas palabras de alegría porque se han identificado con mis versos.

Regreso feliz con el trabajo realizado, convencida del poder de la palabra limpia y sincera, regreso parida de la tierra, en el ritual del trigo…



Recinto de la gran Logia, 3 de Marzo de 2017

Poetas invitadas representando los departamentos de la región Caribe de Colombia.





                Cóctel de Bienvenida en un lugar cubano de la ciudad de Montería 




       Segunda jornada del cuarto recital de mujeres poetas del caribe en "CECAR"


Un auditorio lleno con un publico ávido de encontrar luz en las cosas sencillas.


Profesores y directivos de la Corporación universitaria "CECAR"







Insiste, vencedora/ porque tan sólo existo porque existes, / y mi boca y mi lengua  se formaron / para decir tan sólo tu existencia. (Un poema de Octavio Paz dedicado a La poesía)
Un abrazo en el aleteo del amor y la poesía.

CRITICA A MANO ALZADA

Gracias al critico literario, ensayista y poeta Otto Ricardo Torres, licenciado en Filología e Idiomas y especializado en Literatura Hispanoamericana. Gracias por la reseña que ha hecho de mi segundo libro en su pagina personal de sus redes sociales. Para leer más acerca del maestro dar click sobre su nombre:


CRÍTICA A MANO ALZADA.
 Otto Ricardo-Torres
 A propósito de poetas.

Me gusta la impresión de este libro de SUSANA JIMÉNEZ PALMERA. Me gustan su portada de colores delicados y su diseño de hilos; el Prólogo de MARGARITA GALINDO STEFFENS, qué buena escritora esta mujer, y me gustan los poemas del libro prologado, CON HILOS DE SOLES Y LUNAS. 

No es un libro monótono, ni de recursos fáciles, ni de imágenes tópicas o de lugares comunes; por eso se deja leer; y porque tampoco es truculento ni escandaloso; al contrario. O sea que en esta pluma hay oficio y hay rigor, lo que me indica que, a pesar de la belleza y del consentimiento con que los contertulios tratan a la autora, ella no come cuento, sino que se mantiene en lo suyo. Inclusive hay un muy buen rechazo a la pretendida poesía comprometida, tan claro y tan poético, que muchos pasarán por alto por estar viéndole la estampa a esta mujer. 

La discreción, el pudor y la seguridad de la andadura y de las imágenes están hilvanadas por la mano de la discreción y la delicadeza. No es el caso de inventariarle las figuras porque con eso no sacamos nada, salvo romper la unidad de cada uno de los poemas. Eso de la palabra tema o de la falsa crítica de la paráfrasis no es un modo honrado de hablar de un poemario. Pero sí observar en cada poema el tejido de (por algo el “hilo” está inmiscuido en todo el libro) su unidad, unidad de cada poema con el conjunto y unidad también orgánica de cada poema en sí mismo. 

No es poesía de afán ni hecha para el aplauso que, justamente, por eso le han llegado. Y eso también es admirable, sobre todo en esta larga noche de los talleres y tertuliaderos literarios en los cuales corre a raudales la ñero crítica, mirando de reojo la posibilidad de un viaje a Cuba o de un premio literario. Dicen que el diente que se nota en la boca es el que hace falta, dicho de manera lírica. Para significar, en cambio, que cuando la obra es pulcra y bien hecha su perfección es tal que pasa desapercibida. 

Después de uno haberse ido, por allá, de pronto, uno salta y se acuerda de que aquello que uno leyó tiene gato encerrado de belleza y es entonces cuando empezamos a mirar despacio y a reconocerle su encanto a la criatura poética. Que tal es el caso. Ocurre con poetas como, por ejemplo, don Jorge Guillén, cuya poesía no es apta para leerla agarrado de los barrotes de la buseta, sino en lugar tranquilo, sin picós a la redonda, para aprehenderle su maravilloso encanto diamantino. O los poemas de CANCIONERO Y ROMANCERO DE AUSENCIAS, de Miguel Hernández, labrados minuciosamente en la cárcel franquista, cuyo esplendor es abismal, pero vistos en close up.

Déjenme, pues, disfrutar y celebrar este encanto de poesía y de mujer, a quien ya conozco sin haberla conocido. 

Casa Esenia, febrero 21 del 2017.

WHEN THE HURT IS OVER



                                                                 When the hurt is over



REVISTA LITERARIA PUESTO DE COMBATE


El próximo jueves 2 de febrero de 2017 a las 6:30 de la tarde, en la Librería Luvina, en la ciudad de Bogotá, Colombia, se hará la presentación del número 82-83 de la revista literaria Puesto de Combate, que dirige desde su fundación hace 45 años Milcíades Arévalo , periodista cultural colombiano, dramaturgo y escritor de novelas y relatos, nacido en Chía (Cundinamarca). Gracias por el apoyo y por permitir que algunos de mis poemas hagan parte de esta publicación.






Seguimos entregando poesía porque con ella y a través de ella, construimos nuestra realidad. 
Un abrazo en el aleteo amoroso de la poesía.


PUENTES DE AGUA





Gracias a Rafael Darío Jiménez Padilla, poeta, escritor y comunicador social, ganador de una de las becas de investigación que otorga el Ministerio de Cultura para acceder a los archivos personales del nobel Gabriel García Márquez que fueron adquiridos en 2015 por la biblioteca Harry Ransom Center de la Universidad de Texas. Gracias por incluir dos de mis poemas en esta compilación poética internacional "Puentes de agua". Para mi un regalo y una nueva oportunidad de llegar a otros y más lectores. 








 Acudimos a una velada  intima para la presentación formal de este proyecto en la ciudad de Barranquilla. Rafael Darío Jiménez logró reunir 176 poetas de diez países y quince departamentos de Colombia.

Sigo cantando y contándome en versos con los ojos más abiertos. Un abrazo en ele aleteo amoroso de la poesía.

LA CASA AZUL

En una época todos los caminos me llevaban a los poemas de Alajandra Pizarnik o a la vida de Frida Kahlo. Hoy todavía me sucede cuando cierro los ojos al mundo exterior y quiero sentir una voz cercana. Los que me han leído saben que creo en los sueños que se construyen, en la mirada que puede desatar nudos, en la voz interna que te permite volar lejos y desdibujar fronteras. Hace unos días me fui a México a cumplir una promesa y a caminar por Coayacan hasta llegar a la casa azul.



Llego con tus palabras aprendidas
y tus pinturas asimiladas,
llego a tu casa, esa que he recorrido
desde siempre. 
Con la ilusión de vestir mis días
de azul amor, de electricidad,
tu definición de este color.

Pero no estás, te has ido Frida
aunque tu voz tiembla en el aire
y en las piedras de este patio
que retienen tus pasos y el dolor.

Aquí te descubro, te vivo
y me cobijo en tu singularidad,
en tu fuerza que resume la belleza.                 

Me traigo una fotografía del espejo
que tenías en el techo de tu cama.
¿Qué veías, te mirabas?

La tendré cerca para construir imágenes,
intentando ponerle palabras,
reconociéndome en el cuerpo
que me muestra el espejo
y que algunos días me dice
que no soy nadie.
Yo seguiré, como tú, 
manchando de imaginación
la realidad. ©

A FRIDA, ella que es poema porque siempre estuvo en lucha con ella misma, volando… 





El patio donde perseguía lagartijas


Transformó el dolor y el sufrimiento en arte

                                                 El espejo en el techo de tu cama

Tus cenizas en una urna pre-hispánica con figura de sapo-rana como llamabas cariñosamente a Diego. Se puede decir que descansas en él. 

LAS MANOS DE CORTÁZAR QUE DIBUJAN



coincide con tu boca que sonríe...


  Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.


     Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.



En mi locura con la maga...

LA MAGIA DE LOS ESPEJOS




sonriéndome... soy más de lo que esa luna refleja

...cosa de magia que osas
 multiplicar la cifra de las cosas
que somos y que abarcan nuestra suerte.
Cuando esté muerto, copiarás a otro
y luego a otro,a otro, a otro...
Jorge Luis Borges